Exhibición

Gabriel Chaile

Cosas que ojo no vio

Fechas
1 Jul, 2018 - 30 Sep, 2018
Entradas
Gratuitas

Gabriel Chaile en conversación con obras de Antonio Berni y León Ferrari. Ciclo de exposiciones producidas por el Museo de Arte Contemporáneo de La Boca.

Colección en diálogos propone situaciones de encuentro entre los artistas y las obras de la Colección de Fundación Tres Pinos. En esta oportunidad Gabriel Chaile es invitado a elegir piezas de la Colección, con las que reflexiona sobre el ejercicio del trabajo del artista y diseña además una obra para este espacio.

70 veces 7 es el título de la instalación de site specific que Chaile concibe como una estructura cúbica de gran formato construida en hierros y ladrillos, como metáfora de su modo de trabajo. Emplazada en el centro de la sala, conversa con las obras seleccionadas por el artista: Paisano con hornero de Antonio Berni y Rua 1980, de la serie Colección fotos y batallas de León Ferrari.

La relación y escenificación de estos diálogos buscan acentuar la significación de algunos elementos, como el ladrillo: componente central de la construcción, pieza simétrica, cuerpo formal y de génesis, o la imagen del pájaro constructor de la obra de Berni, que señala la vuelta al oficio y al acto creador.
En esta conversación, Chaile pone de manifiesto la relación del hombre con la naturaleza y la cultura. Observa y ordena el espacio, al exhibir el cubo como metáfora expositiva, como abstracción y como lenguaje universal. Un diálogo implica una toma de posición, y con esta acción Gabriel Chaile plantea la sala de exhibición como un sitio de reunión y meditación.

Fotografía de "Cosas que ojo no vio/Colección en diálogos" de Gabriel Chaile
Fotografía de la muestra "Cosas que el ojo no vio/Colección en diálogo" de Gabriel Chaile
Fotografía de la exhibición "Cosas que ojo no vio/Colección en diálogos" de Gabriel Chaile
70 veces 7

Las matemáticas y la música siempre me han parecido un terreno abstracto que me atrajo, pero comprendo poco y nada. Disfruto de las imágenes que producen y me detengo en ellas. A través de estas puedo acercarme a esa abstracción de la naturaleza y del conocimiento humano que desconozco y por desconocerlos quizás me parecen misteriosos (me gusta el misterio).

Una vez escribí que el poder se define por la forma, si suponemos que esto es así entonces diría que hay algo que brota desde adentro hacia afuera y se manifiesta en una superficie; entonces allí genera una forma que no solamente le dará una entidad a una cosa sino que también hablará de lo que piensa, de cómo y porqué se constituyó de esta u otra manera y en su relación con otras cosas aparecerá el poder (el poder siempre es en función de un otro).

Tomando un poco la relación matemática diría que:

Si tenemos una forma es………………porque existe un poder (un proto poder)

Y si existe un poder es….………………..porque hay un otro (una otra forma en relación directa con otra forma).
A su vez:
Detenernos en la superficie de las cosas
Puede permitirnos entrar en los terrenos abstractos de la forma
Esos aspectos misteriosos que definen a las cosas
Hacemos entonces del terreno de lo visible el aspecto más importante para entender a una cosa o como decía el principito: “Lo esencial es visible a los ojos”.

Texto por Gabriel Chaile
Curaduría: Paula Carrella

?>